sábado, 17 de febrero de 2018

El Eneagrama de David Barba

A resultas de una conferencia sobre el Eneagrama.

Durante mis primeras incursiones en el Eneagrama, deduje que mi Eneatipo era el 6. Era una etapa en la que me había asociado a un sentimiento de fracaso (y le tenía mucho miedo, todo sea dicho). Más adelante, unos cuantos años después, me asociaron con el 7. De hecho, una amiga que es terapeuta gestáltica, y muy fan del Eneagrama, me dice que soy muy locuaz. Bien, puntualizo, soy muy locuaz con ella, que me inspira a ello.

En cambio, ayer, en la conferencia de David Barba, me consorcié con el Eneatipo 5, el que corresponde al avaro. O sea: durante una buena temporada pondré mi percepción acerca de mis capacidades (las que me quedan) en adobo, a ver si hay algo que sea digno de fructificación.

Otra cosa de la conferencia de ayer: el Eneatipo número 4 es el que corresponde a la envidia. Y según leo en el libro de David, se corresponde con las brujas (y los brujos). Y según recuerdo, en mis andanzas con videntes, veo que es donde hay más envidias y puñaladas traperas. Lo cual no quiere decir que alguien que encaje en el Eneatipo 4 tenga que ser vidente o paranoico.

En fin, menos mal que el mapa no es el territorio, y que el territorio no es el terreno. ¡¡ Menos mal !!

miércoles, 7 de febrero de 2018

El fracaso de la política

El fracaso de la política o la enfermedad como forma de poder.


Observando lo que ocurre en el mundo, parece que la política sea una tortuga con artrosis. Todo avanza a gran velocidad, aunque hay países en los que la artrosis es mucho más grave e invalidante. Lo vemos, por ejemplo, en España, un viejo país que parece no poder sostenerse. El resultado es que todo se ve patético y agónico, mientras soluciones que darían agilidad a los conflictos planteados resultan amenazadoras para el enfermo, que utiliza el inmobilismo propio de su enfermedad como forma de poder.


La política según la astrología moderna.

La política, y los políticos, están asociados a Júpiter. Eso es lo que sostiene la tradición astrológica. Sin embargo, desde que se descubrió Quirón los políticos pertenecen a su ámbito. Es decir, son jupiterianos, por su exposición pública ante la gente y ante los medios de comunicación. Y son quironianos, además, porque no pueden decir la verdad, ni pensar abiertamente. Si Quirón es un lisiado, los políticos entran dentro de esta categoría. Antes del descubrimiento de Quirón, los políticos podían estar revestidos de un carisma. Recordemos a Churchill o a Eisenhower. En cambio, a partir de la década de los años 60, a resultas del asesinato de Kennedy, el perfil que se corresponde con el político contemporáneo es el de alguien cuyas decisiones están coaccionadas por elementos ajenos a lo político: el mercado, las corporaciones, lobbys, etcétera. Por tanto, pues, la figura del político es cada vez más oscura y entorpecedora. Podríamos decir que los políticos son los cortafuegos del sistema. Son personajes con gran exposición pública y sin nada que decir. El político es un valido inválido.

Sobre un aspecto astral que influye, y mucho, en la historia de España.

Siguiendo con lo dicho al iniciar este escrito, vemos que ahora mismo hay un aspecto entre Saturno y Quirón. Es un aspecto lento que viene aquejándonos desde hace unos cuantos meses. Los aspectos entre Quirón y Saturno son de lo más frecuente en cartas astrales de políticos. La unión de ambos da lugar a la procrastinación, una forma de miedo o imposibilidad para decidir, pues la persona se halla fuertemente coaccionada por cosas que no puede desvelar. Sin embargo, más allá de las cartas astrales de personas que se dedican a la política, el actual aspecto de cuadratura entre ambos es decisivo en la historia reciente de España.

La actual cuadratura entre Quirón y Saturno la percibimos, por ejemplo, en la actitud del gobierno de Madrid ante el tema planteado en Catalunya. También lo vemos en el resto del mundo, en el que la política se ve desbordada por los viejos y por los nuevos problemas que una sociedad en rápida transformación plantea a los poderes públicos.
La anterior cuadratura entre Saturno y Quirón coincidió con la muerte de Franco y la consiguiente restauración de la monarquía borbónica. Y la anterior, 1935-1936, coincidió el inicio de la guerra civil española. Y la anterior, en 1914, coincidió con el inicio de la primera guerra mundial y la puesta en marcha de la Mancomunitat de Catalunya.

Este aspecto de cuadratura entre Saturno y Quirón se manifiesta como debilidad profunda disfrazada de prepotencia inmobilista. O lo que es lo mismo: un profundo sentimiento inconfeso de torpeza, el cual es maquillado con una actitud legalista e inflexible.

Un apunte sobre el actual tránsito de Júpiter en Escorpio.

Júpiter ingresó en Escorpio en octubre de 2017. Y ahí estará hasta noviembre de 2018. Escribí de ello en un artículo que publiqué y que llevaba por nombre 10/10/2017: Júpiter, Escorpio, Catalunya.
Las dos ideas básicas que se pueden asociar a esta posición es que el proceso catalán ha entrado en fase de oscuridad. Si tenemos en cuenta que la situación es como un fotograma de una película, la oscuridad es previa a la luz. La cuestión es ir prestando atención a los ingresos de Júpiter en cada signo. Y si tenemos en cuenta que en el 2010 Júpiter ingresó en Aries, y si vamos viendo las cartas de los ingresos en cada signo, desde Aries hasta el día de hoy, vemos que el proceso y cada una de estas posiciones han ido a la par. La próxima entrada de Júpiter en Sagitario, en noviembre de este año, presenta un panorama muy diferente del que está presentando ahora, con la carta del ingreso de Júpiter en Escorpio. O lo que es lo mismo: mientras Júpiter esté en Escorpio, el débil se mostrará fuerte y el fuerte, para seguir siéndolo, deberá hacerse pasar por muerto, herido, náufrago o vulnerable. Esta situación cambiará rápidamente cuando Júpiter ingrese en Sagitario (a partir de noviembre).

En relación al ciclo de 12 años de Júpiter, que se inició con su ingreso en Aries, vemos que su tránsito en signos de Fuego, que forman un triángulo en el tiempo, están coincidiendo con puntos de inflexión muy significativos. En Aries se inició el proceso soberanista; en Leo se celebraron las consultas del 9-N, que sirvieron para aquilatar la fuerza del independentismo. Y ahora falta por saber qué nos puede traer el tránsito de Júpiter por Sagitario. De momento, la carta del ingreso (noviembre de 2018) augura un punto de inflexión muy sustancioso. Vamos, nada que ver con la carta del ingreso en Escorpio.

Este futuro tránsito de Júpiter por Sagitario me da pie para la siguiente reflexión: Si España fue rescatada debido al tema financiero (aunque haya alguien que diga que no lo fue), también podría ser rescatada por el tema político (aunque ese mismo alguien sostenga que no lo será). 

El otro ciclo relacionado con el proceso catalán, a parte del ciclo de 12 años de Júpiter, es el de 14 años formado por el ciclo sinódico entre Júpiter y Urano, cuya conjunción iniciática tuvo lugar en el 2010. Por consiguiente, tomando este ciclo para monitorizar las diferentes situaciones acontecidas desde entonces, vemos que cada aspecto que forman tiene relación con los sucesivos quiebros y requiebros que el proceso político ha ido experimentando a lo largo del ciclo. Una curiosidad relacionado con el ciclo Júpiter-Urano es que la historia del catalanismo está trufada en sus acontecimientos fundamentales por este ciclo. Si les interesa información complementaria relacionada con ello, pueden encontrarlo en este enlace: Catalunya y el ciclo de 14 años.
Del actual ciclo, el que se inicia en el 2010, el primer trígono que ambos formaron aconteció en el 2014; y el segundo y último trígono acontecerá a finales de 2019. Los trígonos son favorables para las causas auguradas por la respectiva conjunción, la del 2010. Y todo se pone a tiro para que el 2020 resulte fundamental, un año rico en eventos astrales. 

La astralidad de Saturno y Pholo.

Además de los ingresos por signo de Júpiter, y el ciclo sinódico formado por Júpiter y Urano, tenemos los ingresos respectivos de Saturno y Pholo en Capricornio. Saturno en Capricornio representa la tentación de acumular más poder por parte del poderoso. En cambio, Pholo representa una tendencia inconsciente a actuar en contra de los propios intereses. Y eso es algo que estamos viendo en muchos aspectos de nuestras vidas. La función de Pholo, compleja, es que cuanto más se propone uno conservar algo, más acaba perdiéndose. Este hecho resulta más patético cuando uno está expuesto a la mirada pública, como es el caso de los gobernantes. En relación al conflicto entre los catalanes y el gobierno de España, y viendo que la política va de parálisis en parálisis (asociando este hecho a la cuadratura entre Saturno y Quirón), los progresos se producirán desde iniciativas privadas, por estar liberadas de la exposición pública.

Macroastrología: Afectación del ciclo Eris en España.

En algunos artículos publicados en este blog, les comenté la importancia que tienen los tránsitos de Eris en la historia imperial de España. Eris es un planetoide del mismo tamaño que Plutón, pero mucho más alejado. Su ciclo se le puede asociar con uno de los que maneja Alexandre Deulofeu en su Matemática de la Historia. Por ejemplo: Eris está en el grado 19 de Aries en el mapa correspondiente con la boda de los Reyes Católicos. La siguiente vez que transitó por ese grado fue durante el gobierno de Zapatero.

En relación al ciclo sinódico formado por Eris y Plutón, podemos deducir que es especialmente importante para la relación entre la élite burguesa catalana (aspirante a influir en los gobiernos españoles) y la élite caciquil española. Esta idea la expuse especialmente en este artículo: El ciclo capital de 357 años. En él desarrollé la idea de que la conjunción y las cuadraturas son determinantes para esta relación. Y ahora tenemos ante nosotros la próxima cuadratura, que acontecerá en el 2020.
En relación a este punto, deduzco que el proceso independentista catalán está siendo utilizado por parte de esta élite para situarse en España. El síntoma más claro es el auge de Ciudadanos, apoyado por el Opus Dei, por La Caixa, por el Banc de Sabadell, etc... además de por la FAES de Aznar. 
Deduzco de ello que el ámbito privado está haciendo lo que la exposición pública de la política no permite hacer.

martes, 30 de enero de 2018

2018: Dies Irae

Seré breve en este escrito. Hace unos días puse en el muro de facebook un listado de fechas que califiqué de demoníacas. A resultas de algún comentario por parte de lectores, pensé que sería bueno matizar qué quise decir con la palabra demoníaco. El demonio no existe fuera del humano. Y no es que la energía de lo demoníaco no exista en la naturaleza, que lo está, y mucho. Es más bien el uso que el humano hace de esa energía. O dicho de otro modo: lo demoníaco es la transformación negativa de una energía que en estado natural no es ni demoníaca ni angélica. Esto nos llevaría a pensar que lo demoníaco (o como lo quieran llamar) es la consecuencia de estar dando la espalda a la naturaleza. O lo que es lo mismo: eso que llaman progreso tiene algo de maléfico, acaso agazapado tras eso que llamamos ley, orden, progreso, etcétera. Lo demoníaco es la consecuencia de una idea de progreso que se ha ido pervirtiendo. Por ejemplo: el menosprecio de la intuición y de lo femenino, en beneficio de una idea de progreso racional que ha resultado totalmente quimérica, trae que esa energía menospreciada, en la medida que es una traición a la naturaleza, se vuelve en contra nuestra. Este volverse en contra es proporcional a los prejuicios racionalistas con que hemos ensalzado una determinada comprensión de progreso. 
También veríamos que este anihilamiento tiene otras repercusiones. El racionalismo ha supuesto una represión de las capacidades mágicas. Y cuando a la magia se le da la espalda, la naturaleza en la que se ampara se pervierte hasta volverse en contra.

Si lo prefieren, podemos llamar Dies Irae a estos días demoníacos. En estos días son posibles los brotes psicóticos, los suicidios, las tendencias suicidas no consumadas del todo, la violencia inesperada, los actos fallidos, actos impropios de personas que se tenían por letradas, calmadas y racionalistas. También: actos de desobediencia, actos ridículos por pérdida de control, actos vandálicos por parte de personas con corbata y tacón. O incluso, la manifestación del lado más oscuro en personas que dicen defender la razón, la ley y el orden.

Por cierto, la película de Carl Dreyer que propongo como apoyo a este texto es un ejemplo magistral de esto que les digo: la persecución de la sabiduría legítima (de una mujer, que somos todos) por parte de quienes dicen defender el orden. Si ustedes ven la película, verán que es de rabiosa actualidad. Y digo de rabiosa porque es justo con lo que nos estamos encontrando, la rabia extrema, nos encontraremos y nos seguiremos encontrando si seguimos negando lo obvio de la naturaleza completa que existe en el humano (y en la naturaleza insobornable de su bestialidad de fondo, de una bestialidad que comparte con la naturaleza elemental de la existencia).

La soociedad moderna, de tanto presumir de progreso y evolución, acabará fagocitándose a sí misma. La barbarie no ha sido superada. El ser humano, en según qué condiciones, es vandálico, por más que presuma de evolución y demás argumentos ilusorios.

El listado de los días en cuestión, Dies Irae, son estos:

- el 31 de enero.
- el 1 de febrero.
- del 7 al 13 de febrero.
- el 18 y el 19 de febrero.
- el 5 y 6 de marzo.
- el 13 y el 14 de marzo
- el 19 y el 20 de marzo.
- el 22 y el 23 de marzo.
- el 10, 11, 12 y 13 de abril.
- el 27, 28, 29 y 30 de abril.
- el 1, 2 y 3 de mayo.
- el 13 de mayo.
- el 26 de mayo.
- el 29 y 30 de mayo.
- el 10 y el 11 de junio.
- el 17 de junio.
- el 27 y el 28 de junio.

El tema del que hablo es de la energía de Lilith, un eje energético de alto voltaje que hace sufrir a quien la niega o la reprime.

Ah, por cierto, un ejemplo de ello es la estrecha relación que tienen las zonas en las que la corrupción política está más instalada con la existencia de prácticas satánicas. Si ustedes van a internet, pueden consultar palabras como: Carlos Fabra, sectas satánicas, el caso del Bar España. No sería de extrañar que durante estos días de ira aparezcan casos aún más escandalosos que relacionan corrupción política con asesinatos rituales.

Estos días aquí señalados afectarán a personas que tengan aspectos  sensitivos de Lilith en su Carta astral. En estos días hay más posibilidades de enloquecer. Prueba de ello es que las consultas de terapeutas, psiquiatras y exorcistas van a ir muy solicitadas. De ello hablé en un libro de psicología astrológica llamado: Lilith: el enfado interior.

domingo, 28 de enero de 2018

Presencia del Gran Cabrón


" En aquellos tiempos, entre 1984 y 1998, se generó el autoengaño que nos llevó a aplaudir lo que ahora condenamos."

Los años de Plutón en Capricornio (Presencia del Gran Cabrón: 2008-2023).

En otros escritos, todos publicados en este blog, les hablé de lo importante del tránsito de Plutón por Capricornio. En concreto, y refiriéndome a los decanatos, describí cómo sería el paso por cada uno de ellos. El paso por el primer decanato, entre el año 2008 y el 2013, nos puso en alerta por temas financieros y bancarios. El paso por el segundo, entre el 2013 y el 2018, nos ha dejado una serie de reformas en el mercado de trabajo que han provocado una degradación de las condiciones laborales y una amenaza en lo relativo a la seguridad, además de un sentimiento de zozobra en cuanto al futuro de las coberturas sociales. Y el tránsito de Plutón por el tercer decanato de Capricornio, el más agresivo de los tres, a partir de febrero de 2018 y hasta el 2023, augura grandes cambios en el funcionamiento de las instituciones. O lo que es lo mismo: la etapa proteccionista que se inició con la instauración del moderno estado-nación, que es como decir de 200 años para acá, se va a ir extinguiendo y transmutando durante estos próximos 5 años. El tercer decanato es el más delicado, hermético y profundo. 

El común denominador de este tránsito de Plutón por Capricornio (2008-2013) está poniendo en evidencia el alcance de ciertas ambiciones humanas. En concreto, estamos viendo cómo el sistema funciona sin ningún tipo de vergüenza. Lo cual es como decir que se nos ha caído la venda de los ojos. O sea: no es que el sistema se haya vuelto más corrupto en estos años, sino que, más bien, estamos viendo lo que antes no estábamos preparados para ver. La consecuencia es que observamos con horror todo lo que de perverso tiene el sistema político, financiero e institucional que forma el sistema en que vivimos.

Aún con ello, me gustaría plantear la siguiente hipótesis: Plutón tiene que ver con el poder. O mejor dicho: con la percepción que se tiene de él y de quien lo detenta. El verdadero poder no es tanto de Plutón como de Neptuno. Es Neptuno el planeta cuyos principios auxilian y apoyan la pervivencia de las élites en el poder: cómo se lo reparten, cómo se blindan, cómo nos engañan, cómo nos duermen. Plutón sería el despertar de la anestesia.

Así, pues, para poder comprender este tránsito, el de Plutón por Capricornio, recordemos qué sucedió cuando Neptuno transitó por este signo, pues fue ahí cuando se crearon las condiciones bajo las cuales fuimos adormilados.

Los años de Neptuno en Capricornio (Presencia del Gran Cabrón: 1984-1998).

Como les acabo de indicar, los años de Plutón en Capricornio muestran lo que se estuvo abonando durante los años de Neptuno en Capricornio. Lo que hoy es de una agresividad que asusta y nos horroriza (Plutón transitante por Capricornio), ayer estuvo escenificado por una ambición que la manada humana anhelaba, aplaudía y envidiaba (Neptuno transitante por Capricornio).

Voy a simplificar con esta generalización: el tránsito de Neptuno por Capricornio generó el autoengaño necesario como para hacer que aplaudiéramos lo que ahora condenamos

El tránsito de Plutón por Capricornio opera como si se tratara de una lupa o un bisturí. Vemos a través de él lo que entre 1984 y 1998 no éramos capaces de intuir en sus consecuencias. Lo que Neptuno adormece, Plutón lo despierta de su letargo.

Durante los años de Neptuno en Capricornio fueron los de la cultura del pelotazo, los de la llamada beautiful people. Recordemos, por ejemplo, el ascenso social y económico de Miguel Boyer. Recordemos a Mario Conde, a Javier de la Rosa, etcétera. Recordemos que en esos años George Soros hizo salir la Libra esterlina del sistema financiero mundial, mediante una maniobra especulativa. Durante esos años (justo al iniciarse el tránsito de Neptuno por el tercer decanato) tuvimos noticia del caso de las niñas de Alcásser, que nos conmovió a fondo. Lo curioso del caso es que ahora, con Plutón transitando por los mismos grados por los que transitó Neptuno en aquel momento, el asunto ha vuelto a ocupar espacio en los medios de comunicación, junto con otros casos de violencia brutal (el caso Diana Quer, por ejemplo, o rumores de sacrificios humanos cometidos por sectas satánicas, las cuales, parece ser, actúan por encargo de personas socialmente relevantes). Por si fuera poco, Paco Lobatón, un periodista muy popular en aquellos momentos, está volviendo ahora a la televisión nacional. Y ahora sólo falta que vuelva Pepe Navarro. Ah, y fueron los años de la presidencia de José María Aznar, el gran sembrador de lo que ahora ocurre en España y en Catalunya. Otro ejemplo de esto último fue la creación del Foro Babel en 1996, movimiento que sirvió para propulsar, años más tarde, la creación de Ciudadanos. 

Los años de Neptuno en tránsito por Capricornio fueron los años en los que implantó el sistema neoliberal, consistente en des-regular y privatizar todo lo que antes estaba regulado y bajo el poder de las instituciones públicas. Recordemos que la caída del muro de Berlín y el quiebre de la Unión Soviética tienen lugar con Neptuno en tránsito por Capricornio. En España, por poner un ejemplo, se crea el Ibex-35, del cual les recomiendo que lean este artículo: Cáncer Terminal: 2010-2020pues resulta complementario de todo lo que les estoy contando. Y en Barcelona, con sus olimpiadas de 1992, que sirvieron para implantar un modelo turístico del cual ahora abominamos.

Resulta curioso observar cómo una etapa ya sucedida reverbera en tiempo presente. 

miércoles, 24 de enero de 2018

Sin Amor

Del director Andrey Zvyagintsev habíamos visto Leviathan, que nos dejó una huella profunda. También es el director de Elena o El Regreso. Tiene 26 años, una edad que permite entrever que todavía puede plantearse metas aún más altas. Deduzco que se trata de un cineasta con un futuro muy prometedor. Por sus preocupaciones y por la finura con que trata los contenidos de sus películas, me llevan a emparentarlo con un congénere americano, en concreto, con Todd Haynes. Ambos tienen una predilección especial por los seres heridos, por las situaciones socialmente complejas o muy matizadas, por las consecuencias que estos seres heridos generan en otras personas, especialmente si son inocentes. Y por cómo ellos, a su vez, puesto que también fueron inocentes, recibieron heridas por parte de otras personas. Es decir, estamos hablando de directores seriamente preocupados por la sociedad en la que viven, por cómo los individuos sufren las consecuencias derivadas de determinados tratos recibidos y por cómo se las ingenian para superarse y sobrevivir dignamente.

En el caso de Sin Amor nos encontramos con un drama familiar, la pérdida de un hijo, cuyo paradero desconocido sirve como telón de fondo para poner de relieve un universo en el que un hombre y una mujer, los padres de la criatura, muestran sus viejas discordias. Se trata de un drama muy crudo, de gran violencia, aunque muy realista. Andrey Zvyagintsev se sirve de este drama para poner sobre la mesa los cambios habidos en la sociedad rusa a lo largo de las últimas décadas. En concreto, la figura capital es la mujer, la madre del niño perdido, a la cual disecciona en profundidad. También disecciona a otras mujeres, y a los hombres en general, y a los vínculos entre ellos y ellas. Es como si nuestro cineasta tuviera en sus finas manos un bisturí con el que va separando los tejidos dolorosos, para ponérnoslos ante nuestra vista, para que los comprendamos. Es en realidad un retrato de la sociedad en dolorosa transformación, la que pasa del comunismo al capitalismo rampante posterior al crash que experimentó la Unión Soviética justo después de la caída del muro de Berlín. Sin embargo, no es Sin Amor una película política, ni de denuncia. Simplemente expone una situación, con todos sus ángulos, sus matices. Una gran película en la que todo brilla: el guión, la dirección, la actuación, el desenlace, todo.

Debo decir que la gran virtud de Sin Amor es la crudeza, por un lado, y la gran belleza que transmite (sin que una cosa reste a la otra). Salvo alguna exageración inicial, necesaria para que nos situemos, es Sin Amor una obra de arte de principio a fin. Lo llamativo, sin embargo, está en el desenlace, que a la vez nos sorprende y compunge, pero que luego nos parece de una lógica brutal. Paradojas de la historia que nos cuenta. 

martes, 16 de enero de 2018

17:01:2018 : Capricornización

El día y la hora de inicio de la sesión constitutiva del Parlament parece elegida por la misma cabeza que eligió el momento para proclamar la DUI. Vemos ahí que la Luna está en Acuario, en la mismísima posición que había entonces. Por cierto, que la Luna esté en Acuario viene siendo muy frecuente en este tipo de eventos. Y además, este grado es el de la conjunción que habrá en el 2020 entre Júpiter y Saturno, que será capital para los próximos tiempos. Un grado muy explosivo, por cierto.

La Luna en Acuario favorece la acción de grandes grupos de personas, ya sea de forma unitaria o conjuntándose unos grupos con otros para una acción con fines concretos.
Sin embargo, además de este detalle importante, y lo es porque la Luna es de lo más determinante de cara a eventos, tenemos una acumulación planetaria en Capricornio, que augura que seguirán las trifulcas entre facciones de la élite. O lo que es lo mismo: desde que Plutón entró en Capricornio y hasta el 2023, el mundo está asistiendo a la caída de la burocracia gubernamental formada por los linajes que han dominado estos últimos 200 años, para dar paso a una élite emergente que asciende amenazante ante el viejo orden.

El ascendente correspondiente a las 11 de la mañana, ya veremos si empieza a esa hora o algo más tarde, indica que habrá gran incertidumbre. Vamos, que nadie sabrá qué debe hacer, excepto seguir con lo que se venía teniendo en mente. Pero, claro, es una situación nueva y que puede dar lugar a muchos conflictos. Mientras tanto, vemos que todos los partidos tienen un comportamiento muy corporatocrático, mientras los ciudadanos pensamos que es el país al que hay que tener en mente.

El ascendente en final de Piscis coincide con el Sol fundacional de Esquerra Republicana de Catalunya.
Si el inicio de la sesión se retrasara unos minutos, el ascendente pasaría a ser Aries, que es un signo muy afín a la CUP i Els Comuns. Es muy posible que estos dos grupos tengan la llave de muchas de las cosas que mañana podrían a empezar a pasar.

DE momento, mis hipótesis acerca de si estas elecciones servirán para algo, mi respuesta es que no, que no servirán para lo que se dice que han de servir. En cualquier caso, servirán según la gestión que se haga de lo que puede ir viniendo a continuación. En cualquier caso, servirán, y ya se está viendo, para que Ciudadanos ocupe el lugar preferente para ser el sucesor del PP en el gobierno de Madrid.

La otra cosa es que se está viendo es que parece haber un plan B para Catalunya. Este plan supondría la catalanización del estado español. El día que Ciudadanos gobierne España será la señal clara de lo atinado de esta hipótesis. Por cierto, si el proceso soberanista emergió con fuerza a partir del 2010, constatemos que el presidente de la CEOE es Joan Rosell, el cual alcanzó la presidencia de esa organización justamente en ese mismo año. No hay casualidades.

Para complementar esta lectura, les recomiendo mi última comparecencia en el programa Misteris de RAC1. En este enlace: Misteris RAC1.

viernes, 12 de enero de 2018

¿De qué va el 2018?

El año 2020 se presenta como determinante para el futuro de la humanidad. Y mientras no llegamos a ello, el 2018 va a ser como el aperitivo. Vayamos por partes.

En el 2018 hay tres cambios de tendencia. En relación al ritmo que hemos estado viviendo de unos años a esta parte, se nos presentan tres cambios fundamentales. A saber:

Urano ingresa en Tauro.

En el 2010 se inició un ciclo de 84 años, del cual estamos a punto de apurar la primera de las 12 estaciones. La primera, la que corresponde al ingreso de Urano en Aries (2010-2018), está acabándose. La característica más sobresaliente de este tránsito gira en torno a las iniciativas que desde muy diversos sectores se han tomado. Estas iniciativas tuvieron forma de brote, en algunos casos, o de insistencia impaciente. Estas son cualidades muy del signo en cuestión. El planeta Urano tiene relación con la iniciativa libre. El problema que tiene es que la mayor parte de los eventos que han surgido han estado siendo especialmente egocéntricos. O lo que es lo mismo: la acción ha sido impulsiva, impaciente, intensa. 
En pocas semanas, Urano ingresará en Tauro, lo cual dará lugar a una mayor cooperación de la habida hasta ahora. El paradigma de Tauro, muy diferente del de Aries, va a ser más o menos el siguiente: hacer lo que conviene hacer, juntando fuerzas en pro del resultado, y procurando que el ego no se entrometa demasiado en las iniciativas, que serán mucho más prácticas, sólidas y estables. Como Urano tiene que ver, además, con la innovación, es muy posible que el tema monetario (el dinero electrónico) ocupe gran parte de las noticias. Hablo del Bitcoin, que alcanzará la estabilidad hacia el 2020. Sin embargo, hacia marzo de este año tendremos noticias acerca de la futura normativización del Bitcoin, que acabará de dar confianza a quien aún no confía.

Quirón ingresa en Aries.

En estos últimos años, Quirón ha estado en el signo de Piscis, y aún lo estará durante unas semanas. En mayo ingresará en el signo de Aries, que es como decir que inicia un ciclo de 50 años. Entre otras cosas, los atributos de Quirón giran alrededor de la salud, la medicina, el estamento médico, la farmacopea, la enseñanza y la política (los modelos de acción política surgidos a finales de los años 60). En este sentido, como ya escribí en este blog, Quirón suele ser relevante en los mapas astrales de médicos, maestros y políticos. Su espectro de significados es mucho más amplio y sutil. Muy probablemente experimentaremos un cambio de actitud en estos ámbitos. En el aspecto más mundano, lo vamos a notar mucho en los políticos y, más especialmente, en los gobernantes, que van a ser más atrevidos y concretos en sus propuestas. Quienes seguimos los acontecimientos políticos en España (y en la UE) vamos a notar fuertemente esta influencia. Me estoy refiriendo a un cambio de actitud que es sistémico.

Hablando de España: un tema muy relacionado con Quirón es la legislación que atañe a la educación de los españoles. En concreto, para que puedan comparar, la última vez que Quirón transitó por el signo de Aries coincidió con la Ley General de Educación de 1970. Esta ley es la que constataba la apuesta de España por una clase media fuerte. Una ley de educación (y sus consecuencias a lo largo del tiempo) indica mucho del modelaje que el sistema político e institucional propone a los estudiantes y, de paso, a sus familias y al futuro de los ciudadanos. Es decir, una Ley así, la que va a proponerse en estos próximos tiempos, nos indicará en qué va a consistir la apuesta gubernamental para los próximos 50 años. Por consiguiente, estamos a las puertas de un nuevo diseño, el cual deberá ir generando consecuencias a lo largo de estas próximas décadas. La gran incógnita va a ser el enfoque que se le va a dar a esta nueva Ley, teniendo en cuenta el adelgazamiento de las clases medias y las desigualdades que han ido surgiendo y que parecen no tener enmienda fácil.

Plutón ingresa en el tercer decanato de Capricornio.

Plutón, el gran ácaro, tan inadvertido y pequeño él, es como una aguja que hace explotar las burbujas. Las burbujas son algoritmos sociales, como los de internet. En el 2008 ingresó en el primer decanato, el de las finanzas, coincidiendo con la explosión de la burbuja bancaria e inmobiliaria. En el 2013 ingresó en el segundo decanato de Capricornio, que guarda relación con las reformas laborales, la devaluación del tiempo y del esfuerzo del trabajador, la precarización sistemática y los recortes en sanidad y demás servicios. Entre el 2018 y el 2023 ingresará en el tercer decanato, el más fuerte, profundo y de efectos de largo alcance, que pondrá las instituciones gubernamentales al filo de otro crash (que se concretará según nos acerquemos al 2020). Es decir, a diferencia de la crisis del 2008, la que nos viene es de diseño y afectará a las gobernanzas, tanto a las locales como a las globales. Ahí veremos si los gobiernos consiguen domesticar el mercado, ese monstruo que, según se nos contó, se ha hecho con todo el botín. Ya saben, los grandes fondos de inversión manejan tanto o más dinero que el que pueden manejar países enteros.

Atención a una conjunción determinante.

Entre los días 14 y 15 de enero se produce una conjunción múltiple entre Luna, Mercurio, Lilith y Saturno, que removerá mucho de lo que ha venido sucediendo en el proceso político que afecta a la relación entre Catalunya y España. Será un situación desbordante, que pondrá en evidencia determinados errores que ya no van a poder disimularse. También servirá para dar un salto adelante. Un ejemplo de ello nos es sugerido por la famosa escena del camarote de los hermanos Marx. En este caso, la gente que desborda el camarote será la metáfora de los asuntos pendientes, que deberán ser resueltos de manera clara y concisa. Ahí queda eso.

martes, 2 de enero de 2018

Suicidas, Exorcistas y Sediciosos

En estos últimos artículos les he venido comentando la relevancia que puede tener Lilith en la detonación de cierto tipo de eventos, lo cual resulta de especial interés para la astrología mundana o política, además de para la psicológica.
Lilith tiene mucha relación con malestares fisiológicos intempestivos (aspectada con planetas rápidos) o mentales (aspectada con planetas lentos), las cuales tanto pueden encarnarse tanto en individuos como en comunidades enteras. También tiene que ver con suicidios y demás noticias que puedan causarnos pavor o consternación. Si Lilith puede encarnarse en rasgos humanos, estos estarían relacionados con la revoltosidad, el boicot, la sedición y las posesiones demoníacas

Es decir, la realidad es muy variada y se mezclan en ella el orden y el caos: lo que aceptamos y nos gusta y lo que no aceptamos y nos indispone, lo que nos sana y lo que nos enferma. Ambas cosas forman parte de la experiencia. O dicho de otro modo: la parte de Lilith que le corresponde a cada cual se manifiesta a través de rasgos del carácter que resultan odiosos, repelentes, anómalos, inaceptables o desconcertantes. Y todo aquello que no se quiera reconocer de si mismo, acaba apareciendo encarnado en actitudes hostiles por parte de otras personas. 

Aceptar lo bestial en uno ayuda a aceptar y encauzar la bestialidad subyacente que reside en el sistema.

Un elemento muy lilithiano es el que está representado en personas que quieren irse de aquí, aunque parezca que hagan vida normal y cuiden de sus asuntos. Se podría decir que Lilith tiene que ver con pensamientos secretos. Y también con actitudes extravagantes, desafiantes, descuidadas o desinteresadas en lo relativo a la realidad ordinaria. Por la misma razón, los lilithianos desprecian las convenciones, las costumbres y el orden que los demás aceptan pasivamente. Son ovejas negras.

Lilith congrega a los demonios, tanto personales como comunitarios. Quizá sea por eso que el gran aprendizaje es el que deriva de tolerar lo loco, lo sedicioso o lo revoltoso que hay en uno. A la que uno niegue o reprima algunos de estos rasgos, se le vendrán a uno desde el exterior, acaso en forma más dañina y descontrolada.

Allá donde esté Lilith habrá desorden, caos, boicot, aunque es posible que sean necesarios para desatascar según qué obstáculos, rémoras o cargas que se acumulan en la vida. Es tanto la hacker como la exorcista del sistema.

El mapa del juez Elpidio Silva.

El mapa astral que acompaña a este escrito es el que corresponde al juez Elpidio Silva. Adquirió relevancia como consecuencia de haber llevado a un banquero a juicio por primera vez. ¿Se acuerdan de Blesa? ! Ese ¡. Pues bien, el juez Silva acabó siendo expulsado de la carrera judicial. Un ejemplo de lo que antes he denominado como "oveja negra". No me pondré en más detalles para no alargarme. Les sugiero que hagan alguna búsqueda por internet para escuchar alguna de sus conferencias o entrevistas. Vemos en su mapa que tiene una Lilith en la casa de la carrera profesional (casa 10) en aspecto a Marte y a Venus. Quienes tienen Lilith tan presente son las ovejas negras que tiran de la manta, abren el armario y ponen ante la vista lo que permanecía oculto o secreto.

Y también tiene una cuadratura de Lilith con el Sol el presidente exiliado Carles Puigdemont.
Y hasta es posible que el proceso que estamos viviendo en Catalunya sea una forma de exorcismo dilatado en el tiempo (tanto como sea necesario, en función de los demonios a liberar).

¿Y qué quiero decir con ello? Pues muy fácil. El sedicioso puede ser en realidad un exorcista, pues con sus actos nos muestra cómo y cuánto de mal funciona el sistema, las instituciones, la sociedad. A muchos tal actitud les resulta molesta, aunque es muy posible que se trate de las mismas personas que, dándose cuenta o no, defienden la legalidad de esa anomalía sistémica que tiene fagocitado el sistema social en que vivimos. 

2017-2018: La Lilith del cambio de año.

Durante estos ultimísimos tiempos hemos tenido una serie de aspectos en tránsito protagonizados por Lilith, cuyo discurrir por el zodiaco es como un trompo, con retrogradaciones y avances muy frecuentes. Debido a ello hemos tenido repetidas conjunciones con Saturno y con Plutón alternativamente. Y también con el Sol, y justo en estos días tan lilithianos estamos empezando a conocer los detalles macabros de la muerte de Diana Quer, que nos traía en vilo desde hacía meses. Hemos asistidos al gesto del presidente Trump en relación a la capital de Israel. Y ya no cito las trifulcas de todo tipo que hay aquí, allá y acullá. Por si fuera poco, en la ciudad en la que vivo ha habido en un solo día un par de accidentes mortales por caídas de personas balcón o ventana abajo. Se trataba, según dicen, de accidentes.
Ah, y también acaba de morir la hija de Francisco Franco, todo una señal del fin de ciertos tiempos que conciernen directamente a España y a su historia contemporánea. Aunque esta muerte no tiene importancia por si sola, la cosa es el simbolismo histórico con que se la puede asociar.
Y una última: ya que hablábamos de Blesa, el día en que murió (supuestamente suicidado) había una conjunción en ciernes de Lilith sobre Plutón.

Desde donde estamos ahora, y hasta noviembre de 2018, vamos a ir contemplando la relevancia que va a adquirir el tránsito de Lilith en estos capricornianos tiempos que se avecinan.

Una nota sobre el mapa astral de Elpidio Silva.

Como no he tenido posibilidad de localizar su hora de nacimiento, he optado por poner como ascendente la gematría correspondiente al nombre de "Elpidio Silva", que se corresponde con el grado 14 de Virgo. Podría haber habilitado este grado como su mediocielo, pero me ha parecido bien dejarlo tal cual está. De todos modos, invito a otros astrólogos a rectificar la carta.
Y para finalizar: lo curioso de este caso es que el juez Silva (de signo Leo) fue expulsado de la carrera judicial coincidiendo con un tránsito de Lilith sobre sus planetas personales en dicho signo.


martes, 26 de diciembre de 2017

La sediciosidad de Lilith

¿Sedición o aniquilación?

La voz de Lilith se expresa a través de rabietas, desafíos incomprensibles, tendencias autodestructivas, secretos que pesan en la conciencia. Por la misma razón, nuestra relación con Lilith nos debería llevar a tomar atención sobre el lenguaje del inconsciente, cuya palabra no suele tener la escucha y la atención adecuadas. 
Hay veces que la Lilith que todos llevamos con nosotros requerirá de algún exorcismo que la ayude a hacerse presente, más comprensible, más accesible, mejor gestionable. Lo del exorcismo es fácil de entender: todo aquello que no se exorciza acaba siendo encarnado en el exterior y en contra de uno. Si uno no grita, acaba siendo engullido por factores externos. 

1.- Efectos de Lilith en los individuos.
2.- Efectos de Lilith en los colectivos.

1.- En un artículo reciente les sugería alguna idea acerca de Lilith, que es un mito muy interesante para poder entender determinadas reacciones emocionales en las personas. El punto de partida es que hay elementos de nuestra niñez que se quedaron al margen de nuestra evolución posterior. La razón de esta marginación giraría en torno a que estos elementos (necesidades, gustos, tendencia sexual, vocaciones) resultaban difíciles de encajar en el mundo de los adultos (representados primeramente por nuestros padres, nuestros educadores, el colegio, etcétera). La consecuencia de esta marginación puede traducirse de varias maneras, como, por ejemplo, golpes escondidos, salidas fuera de tono, reacciones emocionales (tanto explosivas como implosivas). Es decir, el individuo adulto, que ayer fue niño, guarda dentro de un armario existencial una parte de sí mismo cuya expresión llana podría ser un peligro. Por ejemplo: expresar cierto aspecto de uno mismo comportó castigo; la consecuencia, para evitar el castigo, es no expresar ese aspecto. Pero eso que no se expresa sólo se apacigua con la expresión. Si la expresión queda castrada, la persona lo pasa mal, se enferma, se comporta inadecuadamente, se boicotea y puede hacer daño a los demás (a parte de a sí misma). Y si esa expresión no puede liberarse desde el control, lo hará de forma alocada o poco saludable.

La posición natal de Lilith ofrece pistas acerca de la repercusión que las emociones infantiles reprimidas tienen para la salud. Según los aspectos que Lilith establezca con otros factores de la carta, su afectación será más fisiológica o más psicológica. Y tanto si es en lo físico como en lo psíquico, la manifestación de Lilith es igualmente imprevisible. Por ejemplo: nerviosismo súbito, brotes psicóticos, epilepsias, paranoias, esquizoidias y demás transtornos.

Por consiguiente, Lilith representa lo marginado, lo que está dentro del armario, lo que quisiera salir y no sale, los secretos de familia y de uno mismo. Y también representa la capacidad de sedición, de rebelión, de protesta. Lo contrario equivaldría al aniquilamiento vital de la persona. Por ejemplo: no expresar la verdad de uno puede llevar a la enfermedad mental, al suicidio o al asesinato.

Lilith es la hacker del sistema, la revoltosa, la burladora, la incómoda. Su expresión no es fácil de entender y suele generar rechazo en personas poco compasivas.

2.- Si Lilith influye en la personas, también lo hará en comunidades y países, de tal manera que al igual que hay personas reprimidas , que explotan ante un episodio que actúa como detonante, también puede haber países afectados por la acción de este mito. Sobre este tema publiqué un artículo reciente: Los desbordamientos de Lilith. Ahí mostraba algunos acontecimientos cuyo común denominador es el desafío, el estupor, la imprevisibilidad, la disrupción.
Un ejemplo muy actual lo tenemos en la situación que afecta a la relación entre Catalunya y el gobierno español. Durante este año que estamos dejando, hemos vivido episodios que hubieran sido inimaginables unos pocos años atrás. Y durante este tiempo, entre la celebración del referendum y la aplicación del 155, hemos tenido una conjunción entre Saturno (las instituciones) y Lilith (el desbordamiento o el miedo al desbordamiento). Y ahora estamos con una conjunción de Lilith con Plutón (las cloacas del Estado), con el Sol (el gobernante de un país), etc, que hará que tengamos nuevos episodios en ciernes igualmente inauditos.

Como curiosidad, les adjunto el gráfico correspondiente a la celebración de la primera consulta pro independencia, que fue en el 2009. Ya ven que Lilith está formando aspectos fuertes con Júpìter, Neptuno y Quirón. También resulta curiosa la coincidencia de que el ascendente se corresponda con Libra, un signo muy propicio para Catalunya.
Por cierto, otra: el próximo día 7 de enero se formará una conjunción entre Marte (riesgo) y Júpiter (protección). El correspondiente ascendente, calculado para Barcelona, coincide con el grado 22 de Libra -recordemos que el grado de Catalunya es el 21 de Libra-. Todo apunta a que sea alrededor de esta fecha cuando el destino Carles Puigdemont (junto con sus compañeros exiliados o en prisión) se clarifique, si va a regresar a Catalunya o si el asunto se va a ir alargando o cronificando. El consejo es que el riesgo asumido atraerá la protección necesaria.

viernes, 22 de diciembre de 2017

Trumbo


Trumbo o el retorno de Espartaco (Kirk Douglas o el 155).

Tras una re-visión de esta película, que me ha sabido tan bien o mejor que la primera vez, llego a la conclusión de que lo que en ella se cuenta se está repitiendo en el contexto presente. Se me ocurre, por poner un ejemplo cercano, compararlo con el asunto que nos ocupa en Catalunya , con el tema de la sedición independentista y la caza de brujas que se está dando.
El caso es que en el cosmos de Dalton Trumbo hay de todo. Incluso si tomamos la película y la descuartizáramos, salvando las distancias culturales, históricas y en relación al tema que trata, encontraríamos similitudes con la actualidad presente en las diversas funciones que los personajes desarrollan en pantalla. Me parecieron de interés los papeles, a parte del de Donald Trumbo, el de Helen Mirren (periodista, que se podría equiparar a muchos periodistas de por aquí y de por allá), el de John Goodman, el de John Wayne y, por supuesto, el de Kirk Douglas, capital. Luego están los chivatos, los traidores, los amigos incombustibles, la familia que apoya incondicional, los otros perseguidos. Y luego, claro está, tenemos los inquisidores, los perseguidores de la libertad, los paranoicos, los burócratas.

A parte de esta comparación, Trumbo es una gran película, muy bien guionada y dirigida, con un actorazo en estado de gracia, Bryan Cranston, en el papel protagonista.

lunes, 18 de diciembre de 2017

El 21 D y la maldición del grado 12

Este jueves tenemos elecciones autonómicas en Catalunya, convocadas por Mariano Rajoy. Me pregunto qué pasará si el equilibrio de fuerzas es semejante al que ya teníamos. Es decir, ¿qué pasará si los bloques independentista y no independentista se mantienen como hasta ahora? Creo que el resultado lo tenemos a tocar: Ciudadanos sube y Carles Puigdemont es proclamado presidente con el apoyo de los partidos independentistas. El PP bajará. Y el gran misterio será el PSC, que no sabrá qué hacer consigo mismo. De igual modo, Els Comuns, que quedarán como estaban (o un poco menos). La CUP sube. Y ya que estoy con la CUP, intuyo que su cabeza de lista, Carles Riera, va a jugar un papel tanto o más determinante que el que ha jugado Anna Gabriel en esta legislatura recién acabada. Es decir, los dos grandes protagonistas que surjan de estas elecciones se llaman igual: Carles.

A lo que iba. En consecuencia, si de estas elecciones surge un resultado como el que les acabo de augurar, ¿para qué se convocan, si ya saben que todo va a quedar igual? La respuesta la debe tener el equipo de guionistas que escriben lo que cada actor/actriz debe decir en cada circunstancia y coyuntura. Pero a mi me parece que estas elecciones, más que para lo que dicen que deberían servir, servirán para calibrar si Rajoy convoca elecciones anticipadas ahora, dentro de poco o a medio plazo, o sigue hasta el final. O sea: estas elecciones del 21 D están hechas a la medida de Ciudadanos, pero no para colocar a Inés Arrimadas como presidenta de la Generalitat, sino para promocionar al partido de la ciudadanía de cara a unas elecciones legislativas anticipadas. Por consiguiente: el establishment político español, el corporacionismo castizo, puede preferir Ciudadanos al PP, lo cual es muy congruente. Incluso el aparato del PP podría estar apoyando el recambio. En cambio, este cambalache no gustará al PSOE, pues puede provocarle entrar en un baile del cual no sepa salir.

La maldición del grado 12 de Capricornio.

En el mapa astral que corresponde con la hora de apertura de los colegios electorales, vemos que aparece un ascendente en Capricornio. En estos temas, quien convoca las elecciones está simbolizado por el ascendente, por el regente respectivo y por la posición del Sol. Pues bien, resulta que el signo de Capricornio es muy determinante en la historia de España. Por ejemplo, la Constitución de 1978 es capricorniana. Y el ex-rey Juan Carlos también lo es.

Lo que resulta curioso es la posición de Lilith, la hacker del sistema, que está ubicada en el grado 12 de Capricornio. Este grado es determinante para la historia de la relación entre Catalunya y los gobiernos de Madrid a lo largo de mucho tiempo. Determinados hechos históricos acontecieron con el común denominador de este grado. Sin embargo, Lilith puesta ahí es toda una incógnita, pues puede ir tanto a favor del convocante como del oponente. Incluso puede ir a la contra de ambos. O puede suceder que surjan acontecimientos sobre los que no se puede aplicar ningún control y que pueden dar lugar a cambios repentinos (acontecimientos hackers). Entonces, pues, la cuestión es que ganará la partida quien sepa capitalizar mejor su propia torpeza.

Y ya que estoy con el tema de Lilith, en un artículo reciente les comenté cuál puede ser su influencia en política. Vimos que guarda relación con eventos especialmente pavorosos. Lo pueden leer en este enlace:
Los desbordamientos de Lilith.

En estos dos meses que vienen, sumados a los que estamos dejando atrás, vamos a percibir intensamente la fuerza de Lilith. Atrás hemos dejado la serie de conjunciones entre Lilith y Saturno, que han coincidido con una guerra entre legalidades y legitimidades. Ahora, justo después del día 21, vamos a ir experimentando las conjunciones de Lilith con Plutón (¡¡ atención al día 28 de diciembre !!), que supondrá como un punto de salida para un año, el 2018, que será especialmente hostil (¡¡ atención a enero !!). Puede haber riesgo de magnicidios, colapsos económicos y demás avisos de que algo no va bien, y que ello llegue a traernos consecuencias adversas. Y hasta podría suceder que los muertos salieran de sus tumbas, prestos a ocupar el lugar del que fueron desplazados.
Atención, pues, a los días que vienen. Atención al 28 y a todo el mes de enero. 

Otro detalle importante: la Luna del día 21 está en acuario, en el mismo sitio en el que estaba cuando Carles Puigdemont proclamaba la DUI desde la baranda de la escalinata del Parlament. Por cierto, Carles Puigdemont tiene la Luna en Acuario, como Oriol Junqueras. Todo suma y todo apunta en una dirección.

Y ahora les comentaré con qué eventos puede relacionarse el grado 12 con lo que les estoy contando:

La influencia del grado 12 en la relación entre Catalunya y España.

El grado 12 del cuadrado cardinal -Aries, Cáncer, Libra y Capricornio, pero con especial frecuencia este último- es de vital importancia para la historia de las relaciones entre Catalunya y España. 

Por ejemplo:

• En el mapa astral correspondiente a la entrada de las tropas franquistas, justo en el momento en el que se produjo la ocupación de Barcelona, se producía una conjunción Luna-Saturno en el grado 12 de Aries.
• En el mapa astral correspondiente al momento en que las tropas de Felipe V arrasan Barcelona -11 de septiembre de 1714-, la Luna estaba situada a 12 grados de Libra.
• En el mapa correspondiente a la promulgación del Decreto de Nueva Planta -16 de enero de 1716- vemos que Mercurio está situado en el grado 12 de Capricornio.
• En el mapa correspondiente al bombardeo de Espartero de 1842, Saturno está situado en el grado 12 de Capricornio.
• En el momento de iniciarse la Dictadura de Primo de Rivera, Plutón estaba situado en el grado 12 de Cáncer. Para finalizar, en el artículo cronológicamente anterior a este les comenté por qué creo que al gobierno español le interesa mantener abiertas luchas fratricidas. 
• En el mapa astral correspondiente a la Constitución Española de 1978, la que regula, entre otras cosas, los respectivos estatutos de las comunidades autónomas, tenemos a Marte en el grado 12 de Capricornio.
• El próximo episodio que haga que el grado 12 reverbere será cuando Saturno llegue a ese grado de Capricornio, en enero de 2019. 

Lo tienen aquí:
El agotamiento del ciclo español.